Edificio Business World Alicante. Muelle de Poniente s/n. 03003 Alicante
+34 965 24 60 22

¿Qué le pasa a la población activa en la provincia?

Francisco Llopis Vañó

El desarrollo de cualquier sociedad pasa necesariamente por la generación de riqueza, y ésta a su vez, entre otros factores, por la disponibilidad de capital humano que intervenga en su producción. En este sentido, la estructura de la población en la provincia, como la nacional, lleva tiempo transformándose y virando hacia una sociedad envejecida, al igual que ocurre en general en toda la Unión Europea.

Los cambios son evidentes, y remontándose solo unos pocos años atrás, una década, por ejemplo, se aprecia ya esta realidad, la cual además no parece que se esté deteniendo. Pero en esta dinámica colectiva, la posición de la provincia de Alicante puede que sea mas acusada todavía. De confirmarse esta mayor acentuación del envejecimiento en la provincia habrá mayor dificultad no solo en disponer de ese capital humano incorporado en las actividades productivas, sino que además careceremos del oportuno recambio generacional en los grupos más jóvenes, los cuales son los que de forma natural aceptan e incorporan en su día a día los nuevos avances tecnológico, no solo de productos y servicios sino también en los procesos productivos de éstos. Es por ello por lo que no es baladí conocer la situación y evolución de los diversos grupos de edad en la provincia de Alicante. Veamos a continuación algunos datos que nos pueden dar una idea de hacia dónde se dirige la demografía provincial.


A partir de los datos de población residente del INE, con datos a fecha de inicio del 2018 (último dato definitivo), se comprueba que los residentes en la provincia de Alicante han aumentado un 1,5% desde inicio del 2008, casi 28.000 personas (en España el 2,2%). Pero la evolución de esta población por grupos de edad es bastante dispar. El colectivo más joven, hasta los 15 años apenas incrementa un 1,0% (el 4,3% en España), entrando ya en la edad laboral, los de 16 a 24 sufren un recorte del 14,5% (13,2% en España), el grupo que finaliza los estudios superiores, los de 25 a 34 años recoge el mayor descenso, del 31,5% (en España el 31%), las personas de 35 a 44 años de edad apenas varía con un cambio del 0,8% (0,2% en España), el grupo de 45 a 54 años ya registra un aumento significativo, del 21,1% (19,9% en España), y el último grupo en edad laboral, de 55 a 64 años de edad se incrementa un 12,4% (el 21% en España); y finalmente el grupo de mayor edad, a partir de los 64 años añade un 23,4% más de efectivos (19,4% en España)

Si tomamos los datos generados por la Encuesta de Población Activa (EPA) para el mismo periodo la situación se repite y recoge de forma clara el envejecimiento de la población activa, y con ello la pérdida de trabajadores entre los colectivos más jóvenes.

En particular, mientras los dos primeros grupos reducen sus efectivos en 134.300 personas, los tres de mayor edad aumentan en 142.800. Además, se aprecia que las variaciones negativas de los primeros grupos son más elevadas en Alicante que en el conjunto de España




Francisco Llopis Vañó
Director de Estudios de INECA

Leave a reply