Edificio Business World Alicante. Muelle de Poniente s/n. 03003 Alicante
+34 965 24 60 22

Noticias

Noticias

Encuentro conseller Política Territorial y socios de INECA

Ballester propone programas plurianuales de inversiones para atender las infraestructuras prioritarias

Ballester trasladó a Arcadi España una serie de propuestas imprescindibles para mejorar la competitividad de la provincia de Alicante, en las que INECA trabaja en colaboración con otras instituciones como CEV y Cámara de Alicante

El presidente de INECA, Rafael Ballester, ha planteado al conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, durante un encuentro con los socios del Instituto en IFA “la necesidad de un programa plurianual de inversiones, obligatorio para las instituciones implicadas (Estado, Generalitat y Ayuntamientos), que se refleje en acciones concretas con un sentido estratégico, al margen de coyunturas políticas”. Asimismo, Ballester ha insistido que es esencial una estrategia de movilidad sostenible, como ingrediente fundamental para lograr un territorio socialmente cohesionado, además de reducir las emisiones de CO2.

Durante su intervención, Ballester planteó al conseller varias propuestas que en INECA se consideran imprescindibles como son “mejorar la comunicación con litoral sur y norte de Alicante desde y hacia el aeropuerto, modernizar la conexión del eje ferroviario Alicante-Elche-Murcia y conectarlo con equipamientos estratégicos (aeropuerto, IFA, Elche Parque Empresarial, AVE, universidades), apostar por el Tren de la Costa y reflejarlo en los planes territoriales y potenciar la estrategia de movilidad eléctrica, que en un territorio como el nuestro está llamada a cumplir un papel importante en la década 2020-2030”.

En Ineca “somos conocedores de que se están formulando planes estratégicos en esta materia, en territorios como las áreas funcionales de Alicante y Elche, o la Vega Baja. Pero no hay que esperar a la aprobación de planes con una tramitación lenta y ardua, sometidos a importantes tensiones sociales y políticas, para actuar. Estos planes, esperados largo tiempo, serán imprescindibles referencias para conseguir optimizar el uso del territorio al servicio de la ciudadanía, las empresas y las instituciones, al servicio de un desarrollo sostenible que garantice el mejor medio ambiente posible, el de hoy y del mañana”. Este proceso debería acompañarse de una reflexión de la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana, ya que, colisiona, a veces, con las particularidades de un territorio heterogéneo y singular como la provincia de Alicante, con varios ecosistemas sociales y empresariales que necesitan ser atendidos de forma específica, al margen de estándares generalizados. Un ejemplo de ello es el turismo residencial y hotelero de nuestra provincia, a la vanguardia de los indicadores a nivel nacional.

Por eso es importante incorporar en esos planes la potenciación de nuestros principales espacios económicos, con un enfoque positivo y constructivo, compatible con la estrategia de sostenibilidad ambiental y de cambio climático que debe formar parte de nuestro ADN, y siempre de la mano de los agentes e instituciones implicadas.

Ballester trasladó también propuestas concretas como impulsar la ampliación de Elche Parque Empresarial, el apoyo a los Parques Científicos de Elche y Alicante (este último ante su apuesta por complementarse con un Parque Tecnológico), acompañar la estrategia de futuro del Puerto de Alicante -llamado a jugar un papel importante en la dinámica de la economía digital y logística de la provincia-, consolidar IFA como un equipamiento relevante al servicio del conjunto de las empresas de la provincia de Alicante, planificando y mejorando accesos y servicios complementarios, incorporar el Distrito Digital de la Provincia de Alicante como un activo territorial de primer orden, con centro en Alicante y Elche, pero con importantes referencias en Vega Baja, el eje de Medio y Alto Vinalopó, las Marinas y el importante Cluster industrial textil, de componentes y agroalimentario en La Foia, El Comtat y L’Alcoiá, y finalmente promover la adopción de estrategias Smart City a escala provincial y comarcal, desde la planificación, con medidas para facilitar su implementación y monitorización.

El agua, punto central

Ballester incidió en la necesidad de promover una visión integral y constructiva de la gestión del agua en la provincia de Alicante, considerando que se trata de un recurso esencial para nuestra economía, cultura y paisaje. La planificación territorial, especialmente en la Vega Baja, debe analizar la influencia del agua en el modelo económico, cultural, social, paisajístico y ambiental de este territorio, avalando la adopción de medidas para fomentar su uso responsable, y la legítima reivindicación de una política nacional de recursos hídricos responsable, solidaria y equitativa. A este respecto, ha citado el Pacto Provincial de Alicante por el Agua como ejemplo de consenso técnico e institucional.

El presidente de INECA recordó que son momentos en los que es urgente atender a la ciudadanía y empresas afectadas directamente por los efectos de la DANA en el sur de la provincia de Alicante, insistiendo en que es el momento de impulsar los acuerdos institucionales que sean necesarios para poner en marcha las medidas necesarias para minimizar futuros eventos de este tipo, siendo aconsejable su inclusión en un plan plurianual de inversiones, vinculante para las administraciones implicadas, y su reflejo en los próximos presupuestos autonómico y estatal.

Recordando a la intervención del vicepresidente de la Comisión Europea en la EUIPO hace escasamente 10 días, Frans Timmermans, Ballester insistió que es inaplazable el desarrollo de una estrategia global y al mismo tiempo ágil y simplificadora, para ordenar e impulsar la producción fotovoltaica a gran escala, así como el autoconsumo por empresas, particulares e instituciones públicas, circunstancias que podemos utilizar para convertirnos en referentes de I+D+i en esta materia, aprovechando nuestros magníficos recursos..

Ballester concluyó su intervención alegando que la suma de los proyectos descritos anteriormente pretende mejorar los indicadores socioeconómicos en la provincia de Alicante: empleo, rentas y salarios, riesgo de exclusión; los indicadores ambientales: emisiones CO2, consumo de energías renovables facilitando que este nuevo paradigma de consumo energético alcance a las pymes (mejorando su eficiencia) y los hogares (mejorando su calidad de vida); remover obstáculos para el ejercicio de actividades económicas y empresariales, reduciendo el factor tiempo e incertidumbre, que es incompatible con los estándares actuales de inversión; y generar información cualificada para colaborar en la planificación de inversiones presupuestarias en la provincia de Alicante, tanto en cantidad como en calidad, y sus prioridades: agua, movilidad, infraestructuras, equipamientos y capital humano.