Panoramis Life Business. Muelle de Poniente 6. 03003.Alicante

Noticias

Noticias

La economía muestra una mejoría pero pendiente de la evolución de la pandemia

El tercer trimestre refleja una recuperación incompleta. Las comarcas más afectadas son las vinculadas al turismo

La economía muestra una mejoría pero pendiente de la evolución de la pandemia

El presidente de INECA explica que una de las comarcas más afectadas es la Marina Baixa, por su fuerte dependencia del turismo, reducido por las restricciones de movilidad
El tercer trimestre refleja una recuperación incompleta, según Llopis

Alicante, 23 de diciembre de 2020.

Alicante ha mostrado durante el tercer trimestre una evolución favorable, claramente en forma de V, iniciándose así una aparente tendencia hacia lo que podría denominarse “vuelta a la normalidad”, así ha explicado el presidente de INECA, Rafael Ballester los resultados del Informe de Coyuntura Socioeconómica de la provincia de Alicante correspondiente del tercer trimestre. No obstante, ha agregado que “quizás tenga su explicación en que durante el segundo trimestre tocamos suelo y es a partir de la apertura de actividades no esenciales a finales del segundo trimestre cuando ha empezado a remontar la economía. Ello se evidencia en que a pesar de la tendencia alcista, ésta no es suficiente para compensar el golpe de los trimestres anteriores, y la anhelada V, que se percibe en la media provincial, no se observa en algunos sectores económicos relevantes y los territorios vinculados”.

Así sucede sobre todo en el sector del turismo y sus actividades complementarias, y en la hostelería, comercio, ocio y cultura, que no superan un tercio de su potencial, y eso en el mejor de los casos. Por territorios, ha incidido Ballester que la comarca de la Marina Baixa es probablemente una de las más afectadas por las medidas vinculadas directamente a la crisis sanitaria, especialmente las más restrictivas en materia de movilidad internacional.

Por lo tanto, esta tendencia alcista, de cierta recuperación, que reflejan los datos del tercer trimestre respecto al anterior, debe, no obstante, tomarse con cautela. El indicador INECA -a pesar de reflejar la tendencia de crecimiento en V- todavía presenta un valor negativo (-5,3), por lo que queda mucho camino por recorrer y los datos de cierre de 2020 e inicio de 2021 serán determinantes para ver el grado que adoptará finalmente la V, ha puntualizado el presidente de INECA.

Ballester cree que esta radiografía (el Informe de Coyuntura) “nos muestra una provincia seriamente dañada por la dura afección que la pandemia sanitaria está suponiendo para el sector del turismo y los servicios de hostelería, comercio, cultura y entrenamiento. Estos sectores, que representan una buena parte de nuestra masa de empresas y trabajadores, requieren un seguimiento especial y una protección activa para evitar tanto la pérdida de tejido productivo en este sector como el deterioro social que ello conllevaría. Y en cualquier caso, pese a que lo normal es que conforme la pandemia sanitaria redima, estos sectores volverán con fuerza dada su natural fortaleza, es importante seguir centrando esfuerzos en aumentar la diversificación y resiliencia de nuestro tejido productivo”.

Por su parte, el director de Estudios, Francisco Llopis, ha mostrado su preocupación por el continuado aumento del número de autónomos registrados en la provincia, al contrario de lo que ocurre en el territorio nacional. “Por sí mismo no es malo, pero puede ser un indicio del trasvase del régimen general al de autónomo. Esto pone de manifiesto la debilidad del tejido productivo de la provincia dado que si cada vez más se necesitan empresas más sólidas y con más recursos humanos y financieros para poder competir de manera adecuada en el mercado, la figura del empresario autónomo dificultad esta competencia”.

De otro lado, el director de Estudios ha explicado que la pandemia mantiene la tendencia de incremento de depósitos y reducción del crédito del sector privado que viene produciéndose desde la anterior crisis económica de 2008. El resultado de ello es, que por primera vez en este siglo, el volumen de depósitos supera al de los créditos.

Impulso a la digitalización

A juicio del presidente de INECA, “es importante, desde la administración y el sector privado, acompañar el proceso de crecimiento que está representando la implantación de nuevas empresas en el entorno de Distrito Digital, Alicante Futura, los Parques Científicos de la UA y UMH, el Puerto de Alicante, y también las vinculadas a otras estrategias territoriales como la Ampliación de Elche Parque Empresarial y su Parque Tecnológico o el Cluster Agroalimentario de la Vega Baja, entre otros.

A juicio de Ballester, estas iniciativas, y las que vendrán, están conformando poco a poco un ecosistema tecnológico e innovador, que si somos capaces de apuntalar y extender al conjunto del territorio provincial y su diversidad empresarial, pueden forjar con solvencia el camino a la ansiada diversificación.

Renta per cápita

Este proceso, apoyado en paradigmas como la cohesión territorial y social, y la internalización de la lucha contra el cambio climático, puede cambiar definitivamente la competitividad de la provincia y el nivel de riqueza de sus habitantes. A este respecto, el presidente de INECA ha indicado que conviene recordar que, según los últimos datos de los que disponemos, la renta per cápita de 2018 en Alicante ascendía a 19.757 euros -un 3,4% más que el año anterior-, casi la mitad de la renta más alta que asciende a 36.404 euros (que corresponde a la provincia de Álava).

Esta renta per cápita nos sitúa a la cola en generación de riqueza por habitante de España, ocupando la posición 43 de 52, situación que no hace sino empeorar durante los últimos 20 años (en el año 2000 ocupábamos la posición 27). Algo parecido sucede con el ranking de inversiones presupuestarias estatales en el mismo período. El presidente de INECA ha finalizado su intervención añadiendo que “la nueva crisis económica nos sitúa ante una nueva encrucijada, y toca poner a trabajar a todos nuestros recursos para resolver los problemas del ahora y al mismo tiempo cimentar el proceso de la diversificación y resiliencia económica. No tenemos mejor objetivo que invertir todos nuestros esfuerzos, públicos y privados, en invertir esta tendencia de empobrecimiento paulatino a la que debemos evitar acostumbrarnos”. Al respecto, Llopis ha agregado que no hay estar en forma pasiva en el proceso de congelación de la actividad esperando a la vuelta a la normalidad porque cuando llegue las circunstancias van a ser muy distintas a las que existían antes de la pandemia por o que es necesario aprovechar este período y anticiparse en a digitalización y modernización de las empresas.